Hola soy Edu Feliz Navidad (en abril)

¿Quién se acuerda de aquél famoso anuncio allá por 1997? Si no lo recuerdas es quizás porque eras aún muy pequeño o ni siquiera habías nacido – yo sólo tenía 7 años y sin embargo aún sigue en mi memoria. Airtel nos presentaba a Edu felicitando la Navidad a todas las personas de las páginas amarillas, con su sencilla felicitación “hola soy Edu feliz Navidad”.

Sé que ni estamos en 1997 ni es tampoco Navidad, pero ¿cómo es posible que aún nos acordemos de tan mágica frase?

En la búsqueda de empleo o incluso cuando decidimos trabajar de forma autónoma, necesitamos identificar claramente cuál es el valor que estamos aportando. ¿Sabes qué eres capaz de hacer?

Mi historia

Tomemos como referencia a Edu y las claves de su felicitación.

Hola soy Edu Feliz Navidad

  • Hola: saludo correcto y cordial, las primeras impresiones cuentan.
  • Soy Edu: me presento con mi nombre.
  • Feliz Navidad: mi mensaje principal, mi valor en palabras.

El uso del lenguaje ha de adaptarse a la persona con quién estemos comunicándonos. ¿Qué os parece esta versión?

Hola Don Manuel Pérez, soy Ana Belén Peñalver, licenciada en ADE y autodidacta en marketing online con experiencia de 3 años en posicionamiento web

Suena mucho mejor, ¿verdad?

Tenemos que “vendernos”, aunque eso nos asuste no es más que transmitir cuánto creemos en nosotros mismos, nuestro valor, lo que sabemos hacer. Si tú no crees en ti mismo, difícilmente otros los harán.

Si os habéis quedado con las ganas de volver a ver el anuncio, ¡aquí lo tenéis!

¿Cuál es tu mensaje?

Lo que crees, creas

Pensamientos positivos a tu alcance

Si supieramos cuán poderosos nuestros pensamientos son, no tendríamos pensamientos negativos.

Cuando era pequeña creía que todas las personas estabamos unidas por unos hilos invisibles. En conjunto todos nos necesitabamos y ayudabamos a otros sin ni siquiera ser conscientes de ello.

Quiero que rescates de tus recuerdos un parque al que fueras en tu infancia. ¿Lo recuerdas con un brillo especial? Si estaba limpio, debemos dar las gracias a los basureros. Si estaba cuidado, debemos dar las gracias al personal de mantenimiento. Los niños con los que compartiste esos momentos lo hicieron especial. Conversaciones de las madres con otras mandres, viendo a sus hijos crecer y ser felices. Una vez más, relaciones de personas con el entorno y las circunstancias que lo rodean.

Si por el contrario no era tan bello, siempre tenemos en nuestras manos poder hacerlo precioso. Algo tan simple como recoger un papel del suelo, o simplemente no tirar deshechos al suelo te hacen partícipe de la belleza del lugar.

Pensamientos positivos.jpg

Lo que intento hacer ver es que hay mucho que podemos hacer, aunque sea de poca magnitud. Entonces, ¿por qué a veces lo vemos todo gris?

Son tus pensamientos. Un pensamiento negativo, trae consigo más pensamientos negativos. Cambia el foco, sustituye los pensamientos negativos por positivos, y entonces tu actitud ante la vida cambiará.

Para vencer al lado oscuro, es recomendable crear nuestro “banco de recursos positivos”. Esto son personas, actividades, cosas que te hacen feliz casi automáticamente. Puede ser escuchar música, cantar, bailar, tocar un instrumento, abrazar a alguien, pasear a tu perro, ver el mar, escribir… Lo que sea que a ti te funcione, ¡utilizálo para atraer la luz hacia ti!

No somos víctimas de nuestras circunstancias porque siempre podemos decidir cómo reaccionamos ante ellas. Sentimientos positivos y optimismo, tienen el potencial de mejorar la situación o al menos que como persona sufras menos. No tienes por qué ser el espectador pasivo de tu vida, decide qué quieres en tu vida, visualízalo, impréganlo con sentimientos positivos y es cuestión de tiempo que llegue a ti.

¡Disfrutemos de la vida!

El mago del balón (o lo que quieras ser)

He descubierto que podemos tener poderes mágicos. Yo aún no tengo ninguno, pero espero encontrarlo. En realidad, tendré que desarrollarlo. Llevará tiempo pero al final será sólo mío.

Ese poder mágico no es más que habilidades, algo en lo que eres bueno. ¿Cuál será tu magia? Te aconsejo que elijas algo que realmente te motive, que plante en ti un sentimiento de satisfación.

Habilidades únicas.jpg

Por ejemplo, si el fútbol es una extensión de tu vida, ¿por qué no hacerte entrenador de un equipo local? O a lo mejor quieres ayudar a otros a entender sus sentimientos, ¿por qué no coach? Quizás los niños son tu luz, ¿por qué no ser especialista en juegos educativos?

No podemos hacer magia sin una varita. Esto serán nuestros recursos. Para que nuestra magia tenga resultados necesitaremos:

  • Conocimientos teóricos y prácticos
  • Práctica
  • Tiempo

Como ves no he nombrado “dinero”.

El conocimiento se puede adquirir de forma gratuita en blogs especializados de Internet, libros y bibliotecas.

Para tener una visión en mayor profundidad de tu magia, puedes contactar con otros magos o aprendices como tú. Suelen reunirse en foros, redes sociales y en eventos. Si aún no conoces “Meetup” ya estás tardando en mirarlo.

La práctica hace el maestro. No pienses que por ser un mago novato nadie va a darte una oportunidad. Déjales cinco minutos para que vean lo que eres capaz de hacer, o enséñales muestras de tu trabajo.

Pero ahora viene lo importante, tu magia es tu medio de vida. Cuando eres capaz de ofrecer un beneficio para otros, puedes ofrecerlo de forma personal, no tiene por qué ser a través de otra empresa.

¿Cuál es tu poder mágico?

Creando y descubriendo: mi primera ilustración

Feliz de compartir mi primera creación. Se trata de una publicación en un llibret local promocionando la empresa para la que estoy trabajando. Cuando mi jefe me comentó si quería encargarme del diseño, me sentí al principio un poco insegura. No soy diseñadora pero disfruto de C R E A R. Estoy feliz con el resultado, es lo que me gusta.

Publicación llibret falla final

¿Eres capaz de encontrar el símil detrás de mi ilustración?

Cuando haces lo correcto, lo sientes.

¡Feliz fin de semana!

¿Cuál es tu llamada?

Está dentro de ti. Puede que aún no lo hayas sentido, pero más pronto o más tarde te saludará. Será un saludo débil, puede que con todo el ruido a tu alrededor no le oigas. Perserverará, los saludos pasarán a ser sentimientos confusos en tu interior. Quizás no sepas identificar qué representa ese sentimiento, pero sí podrás intuir si es un sentimiento positivo o negativo. Si te llena de energía, será positivo. Si por el contrario suscita en ti una necesidad de cambio, es que hay algo en tu vida que debes evaluar.

Esto es tu llamada, tu misión en la vida. ¿Cuál es el legado que quiere dejar en el mundo?

No permitas que pase un día sin que luches por conseguir tus sueños. Por muy lejanos que parezcan, cada paso que des hacia ellos, te acercará un poco más.

Me dirás que los sueños son algo de cuentos de princesas, que tenga los pies en la tierra. Te diré que puede haber un equilibrio entre obligaciones (todos necesitamos comida y un techo en el que vivir) y ser el líder de tu vida.

oportunidades¿cuántas vidas tenemos? Una única vida, finita y limitada.

¿Cuántas oportunidades existen? Muchas, búscalas, encuéntralas o sino créalas tú mismo.

No puedo dejar de animarte a que vivas tu vida. VIVE, no sobrevivas. Reflexiona sobre tu camino, ¿es este mi camino?

Mi llamada comenzó diciéndome que no quería hacer el trabajo que una máquina (por ahora) no puede hacer. Quería crear un impacto en la vida de las personas. Necesito contacto directo con personas, conocerlas, saber qué les mueve, qué les paraliza y en la medida de lo posible ser su vela en un momento de oscuridad.

#estuvida

¿Cuál es tu llamada?

 

¿Estoy haciendo lo correcto con mi vida?

Sumidos en la rutina, no tenemos tiempo ni de preguntarnos qué estamos haciendo con nuestra vida. El primer desafío es por tanto encontrar tiempo para reflexionar.

¿Es esto lo que quiero?

¿Qué es lo que quiero?

Cada uno de nosotros tenemos una llama en nuestro interior. En los días más bajos lucirá con menos intensidad, pero mientras vivamos siempre se mantendrá encendida.

Llama interior

Esta llama es nuestra razón de ser, nuestro sentido en la vida. La reconocerás en forma de amplias sonrisas nacidas del alma y en brillos resplandecientes en los ojos.

Si como yo hace mucho que no lo véis y ya no podéis reconocerlo, observad a los niños hacer algo que les haga especial ilusión. Un ejemplo claro son los pequeños cocineros de Master Chef Junior, radiantes de energía e ilusión por convertirse en reyes de la cocina, disfrutando de aprender y guiados por un sueño.

¿En qué momento de nuestra vida desconectamos de nuestro interior? Creo en las oportunidades. Si tú no las ves es que no sabes lo que estás buscando, si aún así no las encuentras, ¡créalas!

Ponte en situación durante un momento. Tienes 100 años, estás en tu lecho de muerte y tienes a tu bisnieto al pie de la cama. Tienes sólo cinco minutos de vida, ¿qué consejo le darías a tu bisnieto?

El consejo que le dieras, es el consejo que debes darte a ti mismo ahora.

Vive una vida sin arrepentimientos, en paz contigo mismo.

 

 

 

El dulce sabor del cambio

Érase una vez una jovencita que quería tenerlo todo controlado, no le gustaba el cambio y no se dedicaba a escuchar a su corazón. Tenía dificultades para decidir, hacía árboles de decisión y listas de pros y contras. En pocas ocasiones pasaba a la acción y la mayoría del tiempo perdía energía intentando averiguar cuál era la decisión más correcta.

Una sabia compañera (desde aquí gracias Raquel Gascón) le dijo que hay ocasiones en las que una decisión no es mejor que la otra, cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. Dejó de torturarse y por fin tomó una decisión. Un 16 de julio del 2014 cogió un vuelo en dirección a Inglaterra. Dejaba atrás a su familia y a su Valencia querida pero el riesgo valdría la pena.

Esa jovencita soy yo. Disfruté de mi primer “Happy England Day” un año después sin saber que pronto una oportunidad se presentaría ante mí y regresaría a Valencia. Llevaba una mochila llena de conocimiento personal y abrazaba el cambio sin temer las consecuencias.

11713744_1166537393372786_1709849413373324519_o

Regalos de mi primer “Happy England Day”

Ahora sé que lo importante no es tanto planificar sino tomar una decisión y actuar. Si esa decisión no resulta como esperaba, siempre puedo controlar mi actitud y cómo respondo frente a ella. Exponerme a un ambiente fuera de mi zona de control me hizo crecer y creer en mí. Ya no tengo miedo, ahora más que nunca soy la arquitecta de mi destino.

No os quedéis parados, que el miedo no os paralice. Si algo no os gusta, intentad cambiarlo. En vuestras manos está conseguir la vida que deseáis.